Sustancia gelificante natural, constituida por glúcidos, presente en numerosos vegetales, en particular en los zumos de ciertas frutas (limón, membrillo, grosella, mora, naranja y manzana). También se extrae industrialmente de los restos de manzana desecados.

En el proceso de fabricación de las confituras, la peptina favorece que las gelatinas se cuajen.