Los canónigos (valerianella olitoria o valerianella locusta), también conocidos como lechuga de campo o hierba de gato, son una planta silvestre de la familia de las valerianáceas. Es muy apreciada en la actualidad culinaria.

Los canónigos están formados por pequeños ramilletes. Son originarios de Europa y crecen de forma natural en zonas frías de Europa, Asia y el Cáucaso. Hoy en día se cultivan canónigos sobre todo en Italia, Francia y Alemania.

Esta hierba recibe el nombre de canónigos porque se encontraba frecuentemente en los cultivos de los monasterios. Hubo un tiempo en que se le restó valor, pero actualmente, es muy apreciada por su delicadeza, su frescura y sus cualidades nutritivas.

Los canónigos de cultivo ofrecen un sabor más suave que los silvestres, con ligeros toques de nuez, difusamente picante y una textura muy tierna. Son una excelente fuente de betacaroteno, vitamina C y ácido fólico, y proporcionan muy pocas calorías, unas 14 por cada 100 gramos.

Encontramos los canónigos como producto de IV gama.

Se consumen crudos, en ensaladas con aliños suaves que no enmascaren su frescura y su sabor, y también en cremas y sopas que no necesiten mucha temperatura para su elaboración.

La conservación de los canónigos es reducida, unos dos o tres días en el frigorífico, por eso es recomendable comprarlos con intención de consumirlos en uno o dos días y disfrutar de todas sus cualidades.

Información nutricional (100.0 g)
Fibra 1.5 g
Ácidos grasos saturados 0.0 g
Ácidos grasos monoinsaturados 0.0 g
Ácidos grasos polinsaturados 0.0 g
Colesterol 0.0 mg
Calcio 35.0 mg
Hierro 2.0 mg
Zinc 0.54 mg
Vitamina A 0.0 ug
Vitamina C 35.0 g
Ácido fólico 0.0 ug
Sal (Sodio) 0.0 mg
Azúcares 0.0 g
Los datos son de carácter puramente orientativo y no deben usarse con fines médicos. Los responsables de la web se eximen de cualquier responsabilidad.