La maltodextrina se origina como resultado de la reacción enzimática del almidón.

Su característica principal, es que actúa atrayendo la grasas. Mezclando un aceite con maltodextrina se consigue un polvo o unos gránulos de grasa. Pero la maltodextrina es también altamente soluble en agua, por lo que al poner esta mezcla en contacto con la saliva de nuestra lengua, se libera rápidamente la grasa, consiguiendo primero un efecto sorpresa (el comensal no espera este tipo de sensación procedente de una mezcla en apariencia seca) y luego la reacción positiva que tenemos  al paladear una grasa untuosa.

La maltodextrina es muy ligeramente dulce, pero se podría decir que es prácticamente insípida por lo que se puede mezclar  con grasas tanto dulces como saladas.

Es un ingrediente muy utilizado en la industria de comida preparada, barritas de desayuno, etc, por sus características estabilizantes y capacidad de retener las grasas para luego liberarlas inmediatamente en el momento de la ingesta. Es además un potente secante. También es un complemento alimenticio utilizado por deportistas por su contenido energético y su capacidad para hacer subir de forma rápida los niveles de azúcar en sangre.

Se presenta en forma de polvo blanco y puede proceder de cualquier planta rica en almidón, aunque  la más común sea la de tapioca. 

La maltodextrina también se usa habitualmente para mejorar el cuerpo de una cerveza. 

 

Información nutricional (100.0 g)
Fibra 0.0 g
Ácidos grasos saturados 0.0 g
Ácidos grasos monoinsaturados 0.0 g
Ácidos grasos polinsaturados 0.0 g
Colesterol 0.0 mg
Calcio 0.0 mg
Hierro 0.0 mg
Zinc 0.0 mg
Vitamina A 0.0 ug
Vitamina C 0.0 g
Ácido fólico 0.0 ug
Sal (Sodio) 0.0 mg
Azúcares 95.21 g
Los datos son de carácter puramente orientativo y no deben usarse con fines médicos. Los responsables de la web se eximen de cualquier responsabilidad.