Sustancia que contiene una fuerte proporción de lípidos, utilizada como ingrediente de cocina, como grasa de cocción, como medio de conservación y también como alimento. Además de los lípidos, aporta al organismo ácidos grasos esenciales (saturados y poliinsaturados) y vitaminas, sobre todo la vitamina A.

Todas las grasas son muy calóricas (de 700 a 900 Kcal por cada 100 g).

La grasa de pato es de elevada reputación gastronómica.

Información nutricional (0.1 kg)
Fibra 0.0 g
Ácidos grasos saturados 33.12 g
Ácidos grasos monoinsaturados 42.07 g
Ácidos grasos polinsaturados 12.16 g
Colesterol 255.0 mg
Calcio 0.0 mg
Hierro 0.0 mg
Zinc 0.0 mg
Vitamina A 0.0 ug
Vitamina C 0.0 g
Ácido fólico 0.0 ug
Sal (Sodio) 0.0 mg
Azúcares 0.0 g
Los datos son de carácter puramente orientativo y no deben usarse con fines médicos. Los responsables de la web se eximen de cualquier responsabilidad.