Aplicaciones: La inyectora se utiliza para introducir líquidos (normalmente salmueras) dentro de las piezas o trozos de carne. Se utiliza para la elaboración del jamón cocido, fiambre de jamón, bacón, lomo adobado, ...

Seguridad y limpieza: Con la maquina funcionando no se deben introducir las manos mas allá de las cortinillas de plástico (de entrada y salida) para evitar accidentes con las agujas de inyección. La inyectora se desmonta parcialmente para su limpieza. Esta se realiza con agua caliente y detergente adecuado, prestando especial atención a los restos de carne que se quedan entre las piezas de la cinta transportadora. Asimismo también se deben limpiar el "chupón" y el conducto de la salmuera, siempre que se utilice la maquina. Esta operación se hace poniendo a funcionar la maquina durante un tiempo con agua templada con un poco de detergente, y colocando debajo de las agujas la pieza de plástico para que expulse el agua. Es conveniente cada cierto tiempo desmontar y limpiar bien las agujas ya que se suelen quedar dentro restos de salmuera atascándolas.

Funcionamiento: Lo primero que se hace es preparar la salmuera y ponerla en un recipiente adecuado donde meteremos el "chupón". Seguidamente colocamos un recipiente para recoger la salmuera sobrante. A continuación ponemos en marcha la maquina introduciendo las piezas de carne sobre la cinta transportadora, pasaran por la zona de las agujas donde serán inyectadas y saldrán por el otro lado donde habremos colocado otro recipiente para recogerlas. Una operación previa importante es la regulación de la presión que estará en función del producto a elaborar, a mas presión mas cantidad de salmuera dentro de la carne.